8 lecciones para los ahorradores en un año de crisis

Transcurrido un año después de la aparición del coronavirus, el factor ahorro ha elevado de manera desmesurada su volumen, ya que la mayoría de los hogares han logrado un tope que está por encima de los 900 mil millones de euros.

Esto ha originado que la tasa de ahorro haya crecido, llegando a ser la más alta, alcanzando un 14,8% de la renta disponible. Lo cual significa que el entorno familiar ha capitalizado el ahorro, debido a la inmovilidad producida por el encierro domiciliario y otras restricciones causadas por la pandemia.

Glosario del contenido del artículo:

Invierte ahora en los mejores activos en un broker seguro y regulado 100%

Dada la situación, la EFPA ha asumido la tarea de redactar un escrito donde aparecen 8 lecciones, producto de la inédita crisis que ha afectado la economía, dirigidas a los ahorradores, sean estos profesionales que laboran en la industria financiera o clientes particulares.

¿Cómo planificar a largo plazo para obtener resultados eficientes?

Las planificaciones que se están haciendo debido a la crisis generada por el covid-19, causante de una constante volatilidad en los mercados, obligan a que estas sean a largo plazo, porque se corre el riesgo de que, si se hacen a corto plazo, los resultados no serán los esperados, debido a la precipitación con que se actúa, lo cual puede generar caídas en los mercados, afectando la inversión particular.

Aprender a manejar el miedo

Las situaciones de temor o pánico pueden provocar toma de decisiones equivocadas, esto repercutiría en los resultados de las inversiones que se hagan.

Generalmente, los inversores manejan una serie de estrategias que en oportunidades son asertivas y en otras pueden llegar a provocar conflictos, frenando la obtención de los rendimientos deseados.

En este sentido, el área de las finanzas estudia el comportamiento producido por el pánico o el miedo, analizando la toma de decisiones a nivel económico y financiero, tomando en cuenta algunas conductas desde el punto de vista psicológico, vinculadas con las emociones personales, incluyendo la neurociencia.

Apoyo financiero calificado

Existe una tensión máxima ocasionada por la pandemia en cuanto a la asesoría financiera. Los profesionales se han dado a la tarea de aprovechar su experiencia, su formación y sus conocimientos, para elaborar una planificación que sea lo más viable posible, dinamizando los ahorros y las inversiones, en un momento tan difícil y complejo como el que se está viviendo.

El apoyo financiero, a través de sus asesores, ha ejercido una efectiva participación dando orientaciones, aclarando todas las dudas y tratando de desechar la variedad de preocupaciones que existe en los inversionistas y ahorradores.

Ellos tratan de fortalecer lo positivo que surge, obviando lo negativo, para generar seguridad.

La inversión financiera del mañana, un aprendizaje productivo

Durante la pandemia han surgido varias maneras de reinventarse, sobre todo, en el área educativa y cultural vinculada al sector financiero. Esta modalidad ha creado escenarios positivos.

Toda crisis genera un aprendizaje, ya que los errores acrecientan la experiencia. En este sentido, el ahorrador particular ha tenido la oportunidad de superar ciertos bemoles que han afectado su desempeño.

Esta pandemia, a pesar de sus aspectos negativos, ha logrado desarrollar en los inversores un comportamiento más maduro, con mucha entereza, al igual que en los ahorradores.

Esta actitud ha repercutido de manera muy positiva en los resultados que han logrado obtenerse en las carteras de inversión.

La fortaleza del sistema económico en España

La prolongación de esta crisis ha traído como paradoja que el sistema económico español, en lo que respecta al área financiera, se haya fortalecido, ya que ni los ahorradores ni los inversores han sufrido grandes quiebras.

Esto se debe a que su marco regulatorio se ha mantenido a través de los años, no permitiendo que este se fracture de manera paulatina, a pesar de las presiones que ha habido con respecto a la rentabilidad.

La debilidad ocurrida en los volúmenes de negocios y de otros intereses financieros ha sido mínima.

La sobreinformación y su riesgo

En este mundo globalizado, donde las informaciones se producen constantemente, sobre todo, cuando se trata de las redes sociales, donde abundan las llamadas fake news, es importante tener en cuenta y constatar la veracidad de la información, ya que de lo contrario se corre el riesgo de que cualquiera de ellas pueda influir en la toma de decisiones equivocadas, pensando en que todo es cierto.

Por ello, se aconseja aprender a discernir las diversas manifestaciones de acuerdo a su procedencia, esto redundará en positivo, tanto a nivel personal como financiero. La sobreinformación es un riesgo que se puede evitar.

Novedosas maneras de interactuar

La instalación del covid-19 durante tanto tiempo a nivel mundial y lo que ahora se denomina “nueva normalidad”, han fomentado que los servicios sean demandados de manera no presencial, se presume que esto ocurre para evitar la proliferación del coronavirus.

Esto se ha constituido en un nuevo modelo de trabajo, que tiene gran flexibilidad en cuanto al asesoramiento, ya que el profesional no requiere estar permanentemente de manera presencial.

A exigencia de los clientes y las diversas plataformas que facilitan las reuniones con ellos, por medio de talleres, cursos, conferencias y seminarios, que se pueden programar en un tiempo real y que permiten la interacción entre los que participan de forma inmediata, es una gran ventaja.

Esta interacción tiene características muy versátiles y una de ellas es el ahorro de costes, además de un trato directo, gracias a los dispositivos.

El covid-19 ha generado nuevas relaciones entre asesores y clientes, a pesar de que no hay un contacto directo, sino complementario y se piensa que estas formas de comunicación, tanto la anterior como la de ahora permanecerán en el futuro.

La economía real y el mercado no siempre van juntos

Los índices bursátiles y la economía real no siempre responden a iguales criterios, ni persiguen semejante lógica. Situación que se ha podido comprobar en estos momentos de crisis, donde algunos índices norteamericanos llegaron alcanzar niveles máximos.

Esto se debe a que los mercados de activos poseen muchas expectativas, sin tomar en cuenta los datos relacionados con las cifras macroeconómicas, el crecimiento del PIB, el desempleo y la inflación.

Invierte ahora en los mejores activos en un broker seguro y regulado 100%

Beatriz Sanchez

Soy Beatriz, siempre estoy buscando nuevas oportunidades de negocio. Emprendedora y entusiasta de las finanzas, me interesa el ahorro y la inversion.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.