Criptomonedas

Si estás buscando información acerca de qué son las criptomonedas, y cómo funcionan aquí podrás enterarte de los detalles. Se trata de un concepto que ya ha cambiado nuestra forma de ver el dinero, y nuestra visión del sistema financiero alrededor del mundo.

Las criptomonedas son un fenómeno mundial que ha revolucionado a todos, y por lo que parece se quedará entre nosotros por bastante tiempo.

Así que, sí aun no las conocías ahora puede ser un buen momento para hacerlo, pues seguirán dando mucho de qué hablar.

Empecemos por su definición, qué es una criptomoneda, y por qué motivo surgieron, un punto que me parece interesante destacar para conocer un poco más de la historia de estas divisas.

Brokers regulados para invertir en Criptomonedas

Bróker CryptoCaracterísticasAbrir Cuenta
IQOptionInvierte en 15+ Criptomonedas
Mínimo depósito de solo 10 euros
Regulado por CySEC licencia 247/14
Inversiones en Forex y CFDs
Abrir Cuenta
Leer Opinión
markets.comInvierte en 15+ criptomonedas
Broker regulado por CySEC licencia 092/08
Cuenta demo de práctica gratis
Abrir Cuenta
Leer Opinión
Trade.comInversiones en Criptodivisas
Broker regulado por CySEC nº 227/14
Mas de 2.000 activos
Webtrader y Metatrader4
Abrir Cuenta
Leer Opinión

¿Qué es una criptodivisa?

Criptodivisa o criptomoneda, como quieras llamarlo, es una moneda virtual que sirve para intercambiar bienes y servicios, al igual que una divisa tradicional, sólo que en este caso sería a través de un sistema de transacciones electrónicas y lo mejor de todo, sin la necesidad de tener que usar un intermediario.

En las transacciones con criptodivisas todo funciona peer to peer que sí lo traducimos quiere decir de persona a persona, o – como decíamos- directamente y sin intermediarios.

Por eso destacaremos que las transacciones son mucho más fáciles y rápidas.

Hubo algunos intentos de crear dinero electrónico en el pasado, pero a diferencia de estas veces las criptomonedas consiguieron incorporar los principios criptográficos para implementar una economía que fuese segura, anónima, e importante, descentralizada.

A diferencia de una divisa tradicional, como puede ser el euro, las criptomonedas no están creadas por el Gobierno, ni se utilizan como medio oficial de cambio. En España, y en la Unión europea la moneda única es creada por el Gobierno y está regulada según las leyes de cada país.

El euro es una moneda fiduciaria y por tanto está respaldada tanto por el Gobierno como por el Banco nacional de cada país, y en este caso también por el Banco Central Europeo.

Sin embargo las criptomonedas, como por ejemplo Bitcoin que es actualmente la más importante a nivel mundial, se crea mediante un software que utiliza un sistema de cadenas de bloques, conocido como “Blockchain” y es administrada y regulada con esta tecnología.

La ventaja de Bitcoin es que también puede utilizarse en transacciones que no estén relacionadas con la tecnología “Blockchain”, ya que desde hace tiempo también se utiliza para transacciones en línea en diferentes países.

En España por ejemplo Bitcoin ya se puede utilizar para realizar transacciones por Internet e incluso en algunos establecimientos físicos.

De todos modos, aún sigue siendo temprano para las criptomonedas, pero se espera que en el futuro todo pueda cambiar y se les pueda empezar a dar más uso.

Bitcoin ya va teniendo cada vez más presencia pero aún falta que puedan extenderse algunas de las demás criptomonedas que compiten cada día por hacerse un hueco entre las primeras posiciones del ranking.

A día de hoy algunos de los que tienen criptodivisas piensan en ello como una inversión más, ya que al no poder utilizarlas tan libremente y tanto como quisieran lo comparan con tener acciones, o incluso como el oro, un valor refugio y seguro en la cartera para el futuro.

¿Por qué surgieron las criptomonedas, y cómo empezó todo?

Sabemos que la primera criptomoneda en operar fue el Bitcoin y que lo hizo en el año 2009. De hecho, fue con el lanzamiento de Bitcoin cuando se abrió la veda para nuevas de estas criptodivisas que cambiarían las reglas del juego.

Con la crisis mundial del 2008 y los avances de Internet buscar y encontrar una alternativa al dinero fiduciario se convirtió en un objetivo interesante.

Antes de Bitcoin se dieron algunos intentos previos, cómo por ejemplo el de David Chaum y Wei Dai, pero fue realmente con Bitcoin cuando se consiguió lo que se llevaba tiempo buscando.

David Chaum consiguió utilizar la criptografía para volver las transacciones de dinero anónimas a través de Digicash y e-cash, pero no consiguió que la emisión y liquidación fuese también descentralizado. En cambio, Wei Dai en 1998 sí que se propuso la creación del dinero descentralizado utilizando la criptografía como medio de control.

Sin embargo, como decíamos, el objetivo por fin se consiguió con la creación de Bitcoin.

Gracias al desarrollador Satoshi Nakamoto se nos presentó lo que se buscaba; una divisa descentralizada que permitiese transacciones anónimas y de persona a persona  sin la necesidad de tener que usar intermediarios. Así, en 2009, conocimos Bitcoin.

Con el trabajo de Satoshi Nakamoto nos trajeron la primera criptomoneda conocida, con un conjunto de funciones criptografícas (SHA-256) y su sistema de Prueba de Trabajo o PoW.

Al ser pionera en este mercado Bitcoin ha tenido bastante más tiempo para establecerse, aunque parece que fue en el 2013 tras su imparable ascenso cuando empezó a ganar en popularidad.

A día de hoy tenemos una criptomoneda que está cotizando demasiado alto, y muchos se preguntan cuando más tiempo pasará hasta que explote la burbuja.

En cualquier caso, hay que mantenerse optimistas, aunque aun así conviene buscar más alternativas ya que después de Bitcoin surgieron otras nuevas criptodivisas y hoy tenemos una oferta bastante diversa entre la que elegir.

Hay muchas opciones, solo debes elegir bien.

¿Dónde puedes utilizar Bitcoin?

Como decíamos, Bitcoin fue pionera y por tanto es la divisa digital que más tiempo lleva entre nosotros, con lo cual es lógico que tenga más presencia y tengamos más opciones para usarla.

En este momento pagar con Bitcoins es posible en muchos sitios, sobre todo en Internet. De hecho en su página web encontrarás una selección de tiendas que aceptan esta criptodivisa como método de pago.

En cuanto al mundo real, por decirlo de alguna forma, Bitcoin también está empezando a abrirse paso y en grandes ciudades españolas como Madrid y Barcelona tenemos algunos establecimientos físicos que nos permiten realizar transacciones con esta moneda virtual.

Si vives en alguna de estas ciudades y estás interesado en saber más te invito a que te informes sobre la iniciativa de Calle Bitcoin, donde verás que en la Calle Serrano de Madrid tienes a tu disposición más de 20 establecimientos que aceptan este método.

Por otro lado, sí estás en Barcelona y quieres utilizar tus Bitcoins tienes la zona de Ciutad Vella, por ejemplo.

Evidentemente, estamos hablando de una moneda virtual así que sí quieres realizar pagos en Bitcoins necesitarás de una tarjeta de débito asociada a tu cartera de Bitcoins para poder realizar tus pagos.

Por otro lado, también se está empezando a trabajar en implementar cajeros para que puedas estar al día con tus Bitcoins. Como es lógico no podrás retirar Bitcoins pero sí comprobar el estado de tus cuentas, podrás cambiar tu dinero local por Bitcoins y al revés sí es lo que te interesa.

En Madrid ya se instaló el primer cajero para comprobar el estado de tus Bitcoins, así como intercambiar tu dinero por esta divisa digital.

¿Cómo conseguir las criptodivisas?

Para conseguir las criptodivisas tenemos un par de opciones, principalmente: intercambiar tu dinero por estas divisas digitales, o minarlas tú mismo. Evidentemente siempre será una opción mucho más rápida y sencilla hacerlo a través de una casa de cambio.

Sí solo quieres tener criptodivisas para realizar transacciones pero no estás interesado en participar activamente no te recomendamos minar, pues hoy en día minar se ha convertido prácticamente en un trabajo.

De hecho, muchos están profesionalizados en el minado de Bitcoins, y otras criptomonedas, y si es lo que te interesa tú también podrás hacerlo.

Por otro lado, si eres desarrollador o ingeniero quizás puedas beneficiarte de pagos por tus servicios en forma de criptodivisas, o incluso recibir un salario en Bitcoins a final de mes.

Ya hay algunas empresas que se dedican a este sector que lo ofrecen, y mira, lo cierto es que me parece una buena iniciativa y sería muy interesante sí consiguen implementarlo en más sitios.

¿Cómo funcionan las casas de cambio?

Para conseguir criptodivisas lo más rápido y fácil, cómo decíamos antes, es utilizar una casa de cambio o un Exchange especializado en estas transacciones.

Sabemos del potencial de estas divisas digitales así que puede ser una buena oportunidad para intercambiar nuestro dinero y recibir a cambio algunos Bitcoins u otras criptodivisas.

Una recomendación, en el caso de que sea la primera vez que solicitas uno de estos intercambios es que busques Bitcoins. La razón es que al tratarse de la criptodivisa más extendida la encontrarás sin problemas en cualquier casa de cambio, y ya después podrás utilizarla para cambiarla por otras criptodivisas.

Utilizar una casa de cambio para criptomonedas es bastante seguro, ya que tendrás que crearte una cuenta y tendrán que verificar tu identidad. Por tanto, puedes quedarte tranquilo a la hora de realizar las transacciones de intercambio de monedas, pues estarás protegido.

De todos modos te invitamos a que busques aquellas casas de cambio que tengan buena reputación, que le eches un vistazo a los análisis y que compares diferentes opciones teniendo en cuenta la experiencia y opiniones de otros clientes para saber sí les fue bien.

 ¿Qué es la minería, y qué opciones tenemos para minar?

La minería es el proceso por el cual se obtienen las criptodivisas. Dependiendo de la divisa digital se utilizarán unos sistemas u otros, aunque los más habituales son el sistema PoW (Prueba de Trabajo) y el sistema PoS (Prueba de Participación).

La minería requiere de chips de CPU, tarjetas de video, chips programables y también de chips especializados. Sí vamos a minar dependiendo del poder de cómputo necesario tendremos que utilizar un chip u otro. Los profesionales suelen recurrir a la minería con ASICs.

Una vez que tengas los recursos necesarios para minar necesitarás configurar tu máquina de minado para que trabaje y necesitarás un software que te servirá para mantenerte en contacto con la red, obtener los trabajos de Blockchain y enviar tus soluciones.

Con la minería con ASICs solo necesitarás conectarte a una tarjeta de control que ya contiene el software y el minero modular comenzará a trabajar.

Éste necesitará una fuente de poder de entre 600 a 2000 vatios para funcionar correctamente.

Sí el sistema de minado es el PoS será importante no utilizar las criptodivisas, ya que éstas reciben un valor accionario que recibiremos cuando pase un plazo de tiempo determinado sin utilizarla. En caso de hacerlo el valor accionario asignado se reiniciará.

Para minar, además de la manera habitual que será por nuestra cuenta, tenemos un par de alternativas muy interesantes.

Veamos cuales son estas opciones: grupos de minería y minería en la nube. Igual ya los conoces pero por si acaso te explicaremos de qué se trata.

Grupos de minería

Los mineros se esfuerzan en conjunto y comparten recursos, como el poder de cómputo.

Todos trabajan unidos para generar bloques más rápidamente y cuando los completan se reparten las ganancias según el poder de procesamiento que controle cada minero, es decir, según la cantidad de trabajo con la que haya contribuido.

De este modo además de conseguir bloques más rápido las recompensas son justas para todos los miembros del grupo.

Minería en la nube

Si quieres minar criptodivisas pero no tienes los recursos necesarios para tener tu propio centro de minado particular tienes otras opciones, como la del minado en la nube.

Se conoce como Cloud Mining y es otra alternativa para minar que permite algo así como alquilar capacidad de minado de hardware en centros de datos remotos.

En este caso solo tienes que preocuparte por comprar poder de cómputo para que se mantenga activa la minería. Así que no necesitarás ni hardware, ni el software de minado, ni preocuparte por el consumo electrónico, el Internet, ni ningún otro aspecto relacionado con el centro de minado.

En definitiva, las criptodivisas son muy interesantes. Así que no importa sí estás pensando en minar, en comprarlas o incluso en invertir en criptodivisas, lo que está claro es que prometen quedarse por mucho tiempo y que ahora es el momento de mostrar tu interés por el mercado de las divisas digitales.

Hazme caso, podrían aportarte mucho en el futuro.

Invierte ahora en las más beneficiosas criptomonedas del mercado