Semana decisiva para garantizar y consolidar el euro

Desde comienzos de semana Europa vuelve a estar en el punto de mira sobre todo tras saberse las intenciones del Banco Central Europeo para que no se rompa la unión del euro.

El punto culmen se dará lugar el miércoles por parte del Tribunal Constitucional alemán que una vez más  se pronunciará sobre el fondo permanente de rescate, la unión bancaria que se plantea y la posible resolución de las elecciones en los Países Bajos. Tras ello desde Chipre este viernes, estarán reunidos los ministros europeos de Finanzas quienes tienen en sus manos las últimas decisiones de la situación de Grecia y una posible ayuda extra para nuestro país, España.

Aunque parece que hasta octubre no se tomarán las medidas finales para ambos países, en esta reunión podrían asomarse los primeros indicios sobre todo de si desde Madrid se va a pedir ayuda y con ello aceptar posible condiciones muy duras por parte de la Unión y del FMI.

Algunos expertos que han comentado sobre el tema las posibles resoluciones apuntan a un acuerdo positivo al pacto europeo que aunque pretende ayudar a los países menos fuertes, será a cambio de duras condiciones y aún más requisitos para unos futuros rescates. Todas las miradas apuntan a Alemania como el posible freno a estas negociaciones si se niega a alguna de las condiciones establecidas. La canciller Angela Merkel tras verse abatida por la rotunda reacción en contra de sus medidas de esta semana podría acabar con su hegemonía en cuanto a la economía europea que se estaba desarrollando desde comienzos de esta crisis.

Si por el contrario la resolución al MEDE o Mecanismo Europeo de Estabilidad quedará descartado los mercados sufrirían grandes caídas y por supuesto los países que pensaban ser rescatados o quizás en un futuro pudieran estar en esa situación quedarían bastante endeudados.

Centrándonos en los cambios que están por venir Holanda es un punto clave ya que, como hemos comentado anteriormente, está en pleno proceso electoral y aún parece no ser seguro quien será el vencedor. Durante algunos meses parecía que todo iba a acabar con un empate técnico produciendo así que la ultraizquierda o la ultraderecha levantaran cualquier  apoyo a los rescate de la zona europea.

Los sondeos recientes dan una cierta ventaja a la centroderecha y centroizquierda por lo que una posible coalición entre ambos propagaría un sentimiento pro-Europa.

Sin duda la batalla que queda por venir en torno al control de la banca por parte del BCE está levantando más un quebradero de cabeza ya que muchos apuntan a que sería imposible controlar a las más de 6.000 entidades dispersas por tierras europeas. Sobre todo las voces en contra vienen desde el país alemán quienes además pretenden proteger hasta las últimas consecuencias sus bancos de ahorro. Desde Alemania el presidente de Fianzas, insiste al BCE para que solo se ocupe de los 25 bancos sistémicos y que el resto queden bajo las jurisdicciones nacionales.

El BCE como ya ha pasado con Bankia y Northen Rock quieren supervisar a todos los prestamistas pero delegando muchas de las funciones en el país de donde pertenezcan. El sector bancario apoya esta medida en su gran mayoría. Supondría equiparar a todos los bancos europeos igualando el juego para todos.

Una vez más desde Alemania llegan rugidos de contraposición a estos ideales aunque dentro de pocas semanas podrían anunciarse dichas medidas en palabras del mismo Barroso.

Las últimas noticias sobre los pequeños balones de oxigeno a los países más desfavorecidos por esta crisis han calmado parcialmente a los mercados. Incluso los gobiernos de países como España reciben un pequeño impulso para tomar medidas y reparar algunas que se tomaron en su día y se han demostrado hoy bastante ineficaces. Rajoy ya ha anunciado desde Madrid que se ha aceptado ayuda por parte de Europa a cambio de asumir las condiciones necesarias para ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *