Los mercados dan un respiro a la moneda única europea

Los mercados dan un respiro al euro después de las noticias anunciadas por Mario Draghi, presidente del BCE en relación a las medidas para acabar con la crisis de la moneda única.

La semana pasada Draghi anunciaba que el Banco Central Europeo estaba dispuesto a comprar deuda soberana a aquellos países que lo necesitaran y solicitasen previamente. La compra se llevará a cabo durante periodos de unas ocho semanas con cuatro semanas de descanso para suavizar los intereses tan altos que España tiene que pagar entre otras cosas y para que países como Italia pueda financiarse en los mercados de origen internacional.

Asimismo, hacia especial mención a los países europeos del sur que en estos dos últimos años de ajustes habían logrado sus propósitos. Según palabras textuales del presidente del BCE, hay signos de vida en la economía del euro.

Las declaraciones más destacables de Mario Draghi ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento europeo se resumen en que se está produciendo una mejora progresiva de la competitividad entre países. El presidente del BCE está convencido que los esfuerzos y sacrificios que están realizando los países que pertenecen a la eurozona no son en vano, pues aunque lentamente están dando sus frutos. Países como Grecia, España, Portugal e Italia han aumentado de forma notable sus exportaciones.

Los últimos datos dan que pensar a los altos cargos de las instituciones que podría ser el final de esta recesión y que podríamos empezar a notar un crecimiento a un ritmo moderado para la segunda mitad del año 2013. El Producto Interior Bruto desciende en Grecia alrededor de un 5% o 6%. Portugal que dispone de un año más para conseguir cumplir su compromiso de déficit podría buscar en breves financiación internacional.

En relación a la deuda europea, en los últimos tres años ha aumentado del 60% al 90% del PIB y España está por debajo del 80% lo que significa que las medidas de austeridad para deducir intereses y estimular el crecimiento están empezando a funcionar.

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos que están realizando los españoles, en Bruselas siguen preocupados por otros asuntos como; el descenso del consumo interno, el de los préstamos bancarios y las dificultades de financiación de empresas españolas. Asimismo, los niveles de paro en España son los más elevados de toda la Unión Europea en estos momentos. Por su parte, Mariano Rajoy parece que no solicitará más ayuda europea al menos hasta después de las próximas elecciones.

Toda esta situación tiene en desconcierto a los inversores.

En referencia a los rescates, hasta ahora el estado rescatado se excluía de los mercados internacionales y la Unión Europa cubría las necesidades de financiación durante tres años. En ese tiempo el país tenía que sanear las cuentas y hacer las reformas pertinentes para ganar confianza. Ahora, además de aislar al estado los mercados también bajarán sus intereses de deuda.

El Mecanismo Europeo de Estabilidad se encargará de comprar hasta el 50% de la deuda del país y a su vez el BCE podrá adquirir deuda en los mercados secundarios sin límite siempre que los países lo hayan solicitado.

Con estas condiciones los analistas prevén que la prima de riesgo española podría bajar desde los 450 puntos básicos hasta los 200 puntos. Por otro lado, aislar el país de los mercados durante un periodo de dos años podría costarle al MEDE hasta quinientos mil millones de euros, lo que agotaría prácticamente todos sus fondos. Así que partiendo de la base de que este mecanismo fue creado para acabar con la crisis esta acción podría ser contraproducente.

Mientras tanto, solo queda decir que España está haciendo las diferentes reformas basándose en las recomendaciones de la Comisión Europea.

Por tanto, una vez quede despejada la incertidumbre española y que países como Alemania pongan de su parte dejando a un lado las reticencias sobre la creación de la unión bancaria, el euro podrá seguir respirando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *