Samaras confía en que la nueva ayuda consolide a Grecia

Antonis Samaras se muestra optimista ante la recepción del nuevo tramo de ayuda y confía en que esto sirva para continuar reactivando la economía griega.

Grecia ha sido uno de los países aparentemente más afectados por la crisis económica pero parece que poco a poco los rescates financieros y las medidas de austeridad exigidas al gobierno griego a cambio están dando sus frutos. Ahora, el primer ministro griego confía en que el nuevo tramo de ayuda permita afianzar el país dentro de la zona euro.

Este nuevo tramo de ayuda económica obviamente estará condicionado a nuevas medidas de austeridad que el país heleno deberá cumplir a raja tabla. Las condiciones aún están sin aprobar pero Grecia está dispuesta a hacer lo que sea por tranquilizar a la población y mitigar los rumores que tanto preocupan a los griegos en relación a la salida de su país de la eurozona.

El líder de Nueva Democracia se reunía el pasado domingo y comentaba ante los diputados de su partido que tan pronto como quedaran aprobadas las nuevas medidas recibirían el nuevo tramo de ayuda económica. En sus declaraciones pudimos observar a un Samaras positivo que confía en la salvación de Grecia.

La liquidez permitirá volver a alimentar los negocios y a las familias y por fin desaparecerá el miedo que tienen los ciudadanos griegos ante la posibilidad de volver al antiguo dracma.

Hoy, lunes, se presentaba el nuevo conjunto de medidas de ajuste realizado por la troika formada como todos sabemos por el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea. Los presupuestos para el próximo año 2013 también se han presentado al Parlamento en el día de hoy.

Ante las nuevas medidas el Partido Democrático de Izquierda que a su vez es el menor socio de la coalición, se niega a respaldar estos ajustes considerando que están asociados a recortes de pensiones y salarios. No obstante, entre el partido de Antonis Samaras y el apoyo del partido socialista se estima que las medidas exigidas a cambio de la nueva ayuda queden aprobadas para el próximo miércoles.

Aunque el margen es muy estrecho los griegos son conscientes de lo que puede suponer un nuevo tramo de ayuda así que cabe esperar que en la votación parlamentaria hagan lo correcto y opten por aceptar las medidas. Por otro lado, Grecia está pendiente de otra votación importante, y es la de los presupuestos que tendrá lugar dentro de una semana.

El próximo día 11 de noviembre será la cita crucial.

Una vez aprobadas estas medidas para su puesta en marcha, el país heleno recibirá el tramo de ayuda valorado en 31.500 millones de euros. Desde ese momento cualquier idea sobre la salida del euro por parte de Grecia será totalmente absurda y estará fuera de lugar.

Así pues, se espera que tras la recepción de la próxima ayuda económica este tipo de comentarios comiencen a cesar y que la población griega tenga más confianza en que su país pueda por fin consolidarse dentro de la zona euro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *