Invierte con éxito gracias a la regla del 120

Si estás planteándote invertir en La Bolsa de cara al próximo año, déjanos darte una recomendación qué seguramente te ayudará a elegir mejor el tipo de inversiones que deberías realizar.

En este caso te servirá para saber las opciones que más te convienen según tu edad.

Glosario del contenido del artículo:

¿Qué es la regla del 120?

La regla del 120 es un concepto muy sencillo que enseguida te vamos a explicar y que seguramente pueda resultarte de mucha ayuda si no sabes por dónde empezar.

Básicamente se trata de una regla que te indicará en qué tipo de inversiones deberías invertir tu dinero en función de tu edad.

De este modo podrás saber hacia dónde dirigir tus ahorros y también podrás gestionar mucho mejor el riesgo en tus inversiones.

Si bien en las inversiones de productos de ahorro no hay reglas infalibles qué nos ayuden a diversificar de forma óptima las inversiones, sí qué tenemos reglas que nos pueden servir para saber qué productos elegir y hacia donde destinar ese dinero.

Si inviertes el capital en productos que se adapten a tus necesidades en función de tu edad tendrás más probabilidades de obtener unas inversiones estables y con buenos rendimientos.

¿Cómo funciona la regla del 120?

La regla del 120, como decíamos, sirve para ayudar a estructurar nuestros ahorros en función de la edad que tengamos. De este modo aprenderemos a invertir en aquellos activos qué merezcan la pena y realmente cumplan con las expectativas.

Para aplicar la regla en cuestión el ahorrador deberá de restar a 120 su edad, y obtendrá una cantidad en porcentaje, la cual tendrá que destinar a invertir en renta variable.

Si por ejemplo tienes 40 años de edad tendrás que colocar el 80% de tu capital para invertir en productos de inversión de alto riesgo. Y, lo que reste hasta el 100%, que sería un 20% tendrías que destinarlo a invertir en renta fija, o lo que es lo mismo, en productos de un menor riesgo.

De este modo se consigue repartir de una forma más adecuada el capital disponible entre los diferentes productos de inversión y de ahorro. Sin duda es una solución bastante útil.

En este caso, con la regla del 120 conseguiremos saber qué a mayor edad las decisiones de inversión deben incluir productos de menor riesgo y qué a menor edad las inversiones pueden ser más arriesgadas porque, en el caso de que no salga bien, tendrán más tiempo para recuperarse.

La regla 120 lo que pretende es ayudar a que todo el que quiera invertir sus ahorros pueda hacerlo en las inversiones más recomendables según su edad. Esto significa que a medida que la persona en cuestión cumpla años deberá de ajustar la estructura de inversión para adaptar las inversiones a su perfil.

Sí comienzas a invertir con 20 años estarás destinando el 100% de tu dinero a los productos de alto riesgo, pero cuando tengas 40 años, cómo decíamos, tendrás que invertir solo 80% y dejar el 20% restante para productos de menor riesgo

Por tanto, es muy importante que controles la evolución de tus inversiones a lo largo de los años y que ajustes tu perfil cuando sea necesario para seguir disfrutando de los mejores rendimientos, y sobre todo evitar los riesgos innecesarios.

Diversifica y ten en cuenta los factores de riesgo

Aunque la regla del 120 te ayudará a saber en qué porcentajes deberías destinar tu capital a productos de renta variable y renta fija, debes tener en cuenta que como tal tiene algunas limitaciones. Por ejemplo, esta regla no tiene en cuenta la situación del mercado.

Es importante que si quieres optimizar tus inversiones elijas los productos más adecuados y diversifiques todo lo que te sea posible. Asimismo, es fundamental que tengas en cuenta los factores de riesgo, cómo la volatilidad de los valores y que asumas los riesgos que puedan presentarse en cada momento de tu vida.

Utiliza la regla del 120 para saber cómo gestionar tu capital, y aprovecha todo el potencial de ahorro sin asumir demasiados riesgos. A menos que los rendimientos merezcan la pena.

La Bolsa y fondos de inversión

La regla del 120 es de gran ayuda, y una vez que hagas tus cálculos podrás saber cómo invertir tu dinero de la mejor forma posible. Sin embargo, una cosa es la teoría y otra la práctica, así que una vez que tengas el concepto claro es importante llevarlo a cabo con responsabilidad.

Si quieres invertir en fondos de inversión podrás encontrar muchas opciones qué ya vienen configuradas según tu perfil, y es que muchas entidades aplican esta teoría a sus fondos para ponérselo más fácil a aquellos que desean contratarlos.

De este modo, cómo ya vimos, sí eres más joven tendrás más capital en renta variable y cuando vayan pasando los años tendrás más capital en renta fija para asegurar la inversión.

Sí estabas pensando en invertir en Bolsa quizás la regla del 120 no sea suficiente, ya que ésta simplemente te ayudará a decidir qué cantidad de dinero del total puedes destinar a la renta variable, pero estará en ti buscando aquellas inversiones adecuadas y que te permitan obtener una mayor rentabilidad de la inversión.

Para probar sin riesgo podrías utilizar simuladores qué te permitan operar en los mercados, pero con saldo virtual. De esta manera podrías hacerte una idea mucho más clara de lo que podrías obtener sí decides realizar determinadas inversiones en el mercado real.

La importancia de adaptar las inversiones a tu edad

Con la regla del 120 hemos aprendido qué porcentaje del dinero debemos invertir en renta variable y qué porcentaje en renta fija en función de nuestra edad.

De hecho, esto es muy importante porque los riesgos implican errores y pérdidas potenciales, y en el caso de una persona de mayor edad el impacto de sufrir una pérdida es mucho mayor.

De ahí que los jóvenes puedan invertir un porcentaje mayor en productos de alto riesgo, pues en caso de perder tendrán más tiempo para recuperarse y además la renta variable ofrece una mayor rentabilidad, así que es lógico querer aprovecharse para obtener más rendimientos.

Mientras tanto, las personas de mayor edad tendrán más necesidad de ahorrar y necesitarán contar con productos de menor riesgo para proteger su inversión.

Por eso es tan importante adaptar las inversiones según nuestra edad, y la regla del 120 nos ayudará a hacerlo de la manera más práctica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *